Cannoli, una receta que no podrás rechazar

“Leave the gun. Take the cannoli

Clemenza cogiendo sus cannoli en la escena del Padrino de Coppola

La escena mítica del Padrino

Estas son las palabras que Peter Clemenza le ordena a Roco justo después de ajusticiar a Poli en una escena impecable acompañada por esa banda sonora que con cuatro notas somos capaces de reconocer. En realidad esta frase no está en la novela, el fallecido actor Richard Salvatore la improvisó sobre el guión. Lamentablemente en la versión española quedó traducido como: “tira eso, trae los cannelloni” ¡Oops!, pero,  ¿cómo que cannelloni? ya verás cómo se pone su mujer cuando abra la caja de cartón y vea que le ha traído pasta en vez del postre que le había encargado.

Seguimos con la escena, merece la pena

Cannoli sicilianoLa siguiente escena de este film también tiene ingredientes gastronómicos, ya que Clemenza le enseña a Michael a hacer sus “albóndigas con tomate”:

“Primero echas un poco de aceite, de buena calidad. Luego fríes un ajo y después echas bastante tomate y lo rehogas todo procurando que no se agarre. Echas luego tus salchichas y tus albóndigas, eh, y añades vino y un poco de azúcar, es mi truco

No me extraña que muriera de un ataque al corazón mientras cuenta anécdotas cocinando para sus compañeros del hampa, o quizá sea más cierto que tuviera ciertas diferencias con Francis Ford Coppola relacionadas con el guión.

El retorno del cannoli
asesina-por-un-cannoli-koketo

Envenenado por un cannoli

Los cannoli reaparecen en otra escena del Padrino en la tercera entrega y esta vez como arma. Connie Corleone utiliza un cannoli envenenado para asesinar al padrino Don Antobello en la opera Cavalleria Rusticana y contempla cómo llega la dulce muerte con unos binoculares desde otro palco, mientras susurra:

“Descansa padrino

Nosotros no utilizaremos arsénico por compasión en nuestra receta, no iremos más allá de la delicada ricotta, y  moriremos de placer tan sólo de forma ideal, no tenemos genes de mafiosos.

Coppola y la naranja asesina

No es nuevo reseñar la importancia que tiene la comida en la trilogía de Coppola. Pero a diferencia de algunos críticos, no valoro esta acción como un acierto del director, más bien de Mario Puzo, autor de la novela. Quien simplemente escribió algo que es inherente a la cultura italiana, no solo de los delincuentes organizados: “a los italianos les gusta cocinar, comer y hablar de comida”.

Hago un matiz a mi anterior afirmación, no una rectificación: “Las naranjas” esa pequeña fruta que siempre que aparece en un plano es una seria premonición de traición y muerte. Aunque el mismo Coppola lo haya negado.

Los cannoli de los soprano SIN “SPOILER”

Cannoli en los SopranoLos Soprano, serie de culto que terminó con uno de los momentos más discutidos de la historia de la televisión, también cuenta con los cannoli en algunas de sus mejores planos y te aseguro que ninguno de los personajes muere por colesterol. Toni Soprano es un amante incondicional de los cannoli, de la gastronomía en general. Son habituales las tomas de comida en todos los episodios.  Si te gustó, me permitirás esta recomendación; un libro de recetas de La Cosa Nostra basado basada en la familia criminal DiMeo: “The Sopranos Family Cookbook” de Allen Rucker.

¿Qué es el cannoli?

Cannolo, en italiano significa “pequeño tubo” y su plural es Cannoli. Este dulce es típico de Sicilia. Aunque en principio estaban asociados a las fiestas carnales, se han extendido de forma intemporal y a todo el territorio italiano, pudiéndose adquirir en cualquier pastelería. Su génesis está arraigada en la pastelería árabe resultado de la invasión de la isla y su dominio durante casi un siglo.

  • Ingredientes del cannoli alla siciliana (6 PERSONAS)
  • 150 g de harina
  • 15 g de cacao puro
  • 15 g de café molido
  • 5 g de sal
  • 25 g de mantequilla
  • 1 huevo de tamaño medio
  • 0,5 l de vino de Marsala (sustituirlo por Oporto)
  • 250  de aceite de oliva para freír
  • 250 g de ricotta (sustituir por requesón)
  • 150 g de azúcar
  • 1 rama de vainilla
  • canela en polvo para espolvorear
  • azúcar glas para espolvorear
Elaboración del cannoli a la siciliana

Es imprescindible un molde cilíndrico de acero de uno 2-3 cm de diámetro y 13-15 cm de longitud, antiguamente se utilizaban “canna“, caña en italiano (ya puedes imaginar de dónde viene el nombre etimológicamente hablando).

Prepara la harina en forma cónica, como el Etna, en el cráter coloca el cacao, el café, 15 g de azúcar, la sal la mantequilla, la clara de huevo y el vino. Mézclalo todo y amasa hasta obtener una amalgama consistente.

Protégela con un paño de cocina y deja que duerma una hora, como la siesta, si es más, ya sabrás si es bueno o malo para tu cuerpo, yo con una “horeja” descanso suficiente.

Después coloca un poco de harina sobre la superficie en la que vayas a trabajar y extiende la masa con la ayuda del arma que blandía mi madre cuando se enfadaba: “el rodillo”, aclaro que nunca la usó.

El grosor adecuado es de 0,5 cm y la deberemos cortar en círculos con la ayuda de un molde de unos 10 cm de diámetros.

Ahora toca enrollarlos sobre los cilindros metálicos de los que hemos hablado, eso sí, previamente hay que untarlos con un poco de mantequilla para evitar que se peguen y poder separarlos con facilidad.

Podemos sellar los bordes con la yema del huevo para evitar que se abran durante la fritura.

Ponemos a calentar en una sartén el aceite de oliva, cuando la temperatura sea adecuada introducimos la masa hasta que se dore y sean crujientes. Los vamos retirando sobre una bandeja con papel absorbente para retirar el sobrante de grasa. Y dejamos que se enfríen.

El relleno del cannoli

Mientras en un bol mezclamos la ricotta con azúcar y la vainilla rallada, cuando la mezcla sea homogénea y sin grumos la introducimos en los canutillos fríos.

Espolvoreamos con canela y azúcar; y sucumbimos al placer de dar el primer bocado. Bon appetit.

Algunas personas pagarían mucho por esta información; pero entonces, su hija perdería un padre en lugar de ganar un marido

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. margaindesign

    Pues estoy intrigada por su sabor, tampoco los he probado y eso de que lleve chocolate en la masa …creo que no me voy a poder resistir!

    • Seguro que te envanta, vamos a intentar sacar tiempo en la cocina para preparar algunos y que puedas catarlos. Besos y ten un gran día.
      Mia sorella.

  2. Letrasparlanchinas

    Leer esta deliciosa receta con los acordes de fondo del Padrino la hacen mucho más placentera, ja, ja. Nunca los he probado pero tienen una pinta estupenda. Tuve noticia de los cannoli hace bastantes años pero no por el Padrino sino por las “Chicas de Oro” porque la simpática Sofía Petrillo era siciliana y hacía esos dulces… claro que los cannoli de la abuelita Sofía no eran de una indigestión mortal como los del Padrino…
    Buon giorno, caro Koketo!

    • Grazie mille. ¡Las chicas de oro!, ¡Qué tiempos! Me encantaba esa serie, ya te prepararé un surtido para que puedas degustarlos. Ten un gran día.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: