Cangrejos de río. KoketoSin lugar a duda es uno de los platos que por historia debería enseñarse en la escuela de hostelería de todo el mundo, ya que este crustáceo vive en los cinco continentes (y parte del extranjero). Un R.I.P. por el cangrejo de señal, o también conocido por autóctono que ha sido sustituido por el MADE IN USA, un minibogavante de agua dulce que se ha erigido como amo y señor de los ríos de la península ibérica. El cangrejo íbero está protegido como consecuencia de una grave amenaza de extinción, y ha sido desplazado en nuestros platos por un sucedáneo que no podemos despreciar (aunque no sea el nuestro) y cuyo nombre es Cangrejo americano, Cangrejo de las marismas o Cangrejo de Luisiana.

Cangrejos de río. KoketoSe trata de un crustáceo de agua dulce, braquiuro (vamos que respira como los peces) y decápodo (¡ojito con esto!, ya que la mayor parte de los alérgicos al marisco lo son por ende a este bichín de tonalidad rojiza). Vive en lagos, lagunas, ríos y riachuelos (no es muy exigente en cuanto a las condiciones de su hábitat) prefiriendo las aguas libres y poco profundas además de claras y limpias de productos químicos (quien no). Vive entre los fangos de los ríos y lucha por sobrevivir de los cazadores sin escrúpulos y los residuos químicos que tan libremente vierten algunas de las industrias.

Vamos a meternos en materia. Ingredientes varios:

  • 1 kg. de cangrejos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo trozeados
  • 8-10 tomates maduros triturados
  • 1 trozo de guindilla picante o no, según guste a los comensales
  • 1 vaso de vino blanco
  • aceite virgen extra
  • sal
  • 3 hojas de laurel
  • 5 gramos de Pimentón de la Vera D.O.P.

Elaboración:

Cangrejos de río. KoketoEs recomendable limpiar bien los cangrejos, para ser pulcro debemos dejar un par de días los cangrejos en agua para que se purgen, pasado este tiempo debemos cambiar un par de veces el agua y en la última ocasión añadir un churrito de vinagre.

ponemos a dorar el ajo y la cebolla (añade la guindilla cortadita), todo bien picado, en una cazuela con la ayuda de un buen aceite. Cuando el color lo indique (se torna transparente) deberemos agregar los tomates triturados, el vino y las hojas de laurel (dejando que se consuma el alcohol y se torno menos líquido).

A continuación, añade los cangrejos, el pimentón y un toque de pimienta. Rectificados el punto de sal y dejamos que se cuezan 20 minutos (el tono rojizo intenso nos indica que los cangrejos están en su punto).