Con los pelos de punta

Oricio_152Los erizos de mar son puntiagudos crustáceos marinos que viven en el fondo del océano y se alimentan fundamentalmente de algas, también reciben el nombre de arcinos o arancinos, pero son más conocidos en Asturias como “oricios”, tardan entre cinco y ocho años en alcanzar una talla digna de ser comestible.

Este crustáceo tiene fama entre pescadores de ser el perfecto antídoto para problemas gastrointestinales (esperemos no tener que hacer la comprobación), y dietéticamente óptimo para dietas bajas en hidratos de carbono o hipocalóricas, también son ricos en vitamina A, yodo, hierro y fósforo (vamos una joyita, raro es que no lo anuncien como la “baba de caracol”).

Oricio_151La temporada ideal para su consumo es como muchos de los mariscos, todos los meses que contienen la letra “R”, vamos de noviembre a abril. Se considera un lujo y existen cotos de captura que los han convertido en el caviar del Cantábrico.

Los puristas consideran que su consumo debe realizarse en crudo, mientras que pueden ser degustados semicocidos, revueltos con huevo, en sopas, cebiches,… el sabor crudo evoca la experiencia de tener el mar en nuestro paladar, similar a la degustación de las ostras. Para ello, los debemos abrir con dos tenedores (en posteriores artículos pondremos un video del proceso).

Oricio_153En nuestro caso la receta es sencilla, abrimos el oricio, y nos quedamos con las huevas y el jugo, le añadimos la yema de un huevo y unas gotas de vino de Jerez; mezclamos bien todo y lo llevamos a fuego muy lento sin llegar a cuajar. Movemos hasta ligar la salsa y ya esta. Ahora sólo queda probar con una cucharilla acompañado de pan o no sólo.

Dedicada a mi amiga “Maggie”, besos enormes

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. Muchísimas Gracias por la dedicatoria!!!! Nunca he probado un erizo de mar, siempre me ha parecido algo “peliaguado” eso de probarles bocado. Muchos besos chef 😉

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: