El pilaf de la novia o “to pilafi tis nifis”  es una bella receta que se preparaba en la antigua Trípoli, ciudad griega en el centro del Peloponeso. La tradición mandaba que las prometidas sirvieran este plato a los familiares y amigos antes de comenzar el casamiento.

Puedes ir directo a la receta o seguir disfrutando de la lectura

Pilaf es la forma de elaboración típica griega del arroz que tiene el nombre de uno de los villanos de la serie de animación japonesa Dragon Ball. Esto es para los más frikis.

El arroz fue introducido en Grecia posiblemente gracias a las expediciones de Alejandro Magno. En sus crónicas se narra que fue uno de los platos servidos en su conquista de la antigua Persia como tributo.

Entre Alejandro y Marco Polo podemos decir que son redistribuidores en el mapamundi de los ingredientes y especias, reconfigurando todas las gastronomías y sobre todo la de la cuna de la civilización antigua .

Tras una expansión gradual dentro del país, en la actualidad lo podemos encontrar en todo el territorio y con todas sus variantes. Teniendo una regla clara: los de granos largos o medios para los pilaf y los granos cortos para sopas y guisos.

En la gastronomía griega es muy habitual utilizar este cereal como rellenos, como en el caso del pikadiko domatorizo o lahanika gemista (pimientos y tomates rellenos de arroz especiado), los dolmades (hojas de parra rellenas),…

Dejemos claro que pilaf es una técnica tradicional de elaboración del arroz que es atribuido a los persas. Es un arroz seco, no debe removerse durante la cocción y se prepara con una base grasa, la mantequilla. Se rehogan los granos para sellarlos y evitar que se peguen durante la cocción, antes de añadirles el caldo. Cuando está al dente se retira del fuego. Después se deja reposar unos minutos para que se asiente y termine de absorber la humedad.

INGREDIENTES PARA ELABORAR UN PILAF de la novia
  • 600 g de arroz de grano largo
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de pasas
  • 80 g de almedras tostadas en láminas
  • 150 g de azúcar
  • 2 litros de agua
  • 15 g de canela en polvo
  • 25 g de miel de flores
ELABORACIÓN DE UN PILAF de la novia

Ponemos las pasas en un bol cubierto por agua para que se hidrante unos 30 minutos, después las escurrimos y las reservamos.

Lavamos con abundante agua fría el arroz. Así eliminamos el almidón y conseguimos que los granos queden sueltos. Sin aglomeraciones como el metro en hora punta. Dependiendo del tipo de arroz tendrás que ducharlo dos o tres veces.

Debemos poner al fuego en una cacerola amplia la mantequilla, vigilando que no se queme, simplemente se debe derretir. Después añadimos el cereal y lo removemos con la ayuda de una cuchara de madera.

Sabremos que está en su punto cuando podamos ver que el grano se ha vuelto ligeramente traslucido, le vemos el alma.

Después añadimos el agua, la sal, el azúcar. Subimos el fuego hasta que comience a hervir. En este momento bajamos el calor y tapamos la cacerola. Abandonando el arroz a su suerte durante aproximadamente 20 minutos o lo que prescriba el fabricante. Lee el prospecto como los medicamentos, lo bueno es que el efecto secundario siempre es la felicidad.

El líquido habrá sido absorbido por el arroz y se habrán formado unos túneles en la parte superior, señal de que todo está correcto. Vertemos sobre el arroz las pasas y las almendras, y removemos con delicadeza.

Ahora colocamos un paño limpio sobre el arroz y dejamos 5 minutos que repose. Pasamos el pilaf a un bol y espolvoreamos la canela, con la ayuda de una cuchara ponemos la miel por encima..

Ya podemos servir el pilaf de la novia. ¡Qué sea muy feliz!

Resumen
recipe image
Nombre de la Receta
Pilaf de la novia
Nombre del autor
Publicacdo
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
Puntuación
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)