HangiriHangiri traducido de forma literal: mesa del arroz”, es un cuenco de madera de ciprés y dos aros de cobre que además de gran belleza, le aportan consistencia. Se trata de un objeto artesanal que tiene gran similitud con las barricas de Baco, comparten por tanto el aspecto de un barril que vela por el cuidado y evolución de lo que en su interior se halla.

Sushi realizado con la ayuda del HangiriEs el perfecto receptáculo para tratar el gohan (arroz sin aderezo) y mezclarlo con el vinagre de arroz, el azúcar y la sal (sushi-su) consiguiendo un perfecto y equilibrado sushi-meshi, disfrutando de todo tipo de sushis (makizushi, nigiris, gunkanzushi,…). Los aventajados en lenguas orientales también le llaman “handai” o “sushi-oke“, pero responden a la misma función.

HangiriAlgo que no saben los usuarios de este utensilio, pero deberían, es que la elección de la madera responde a una importante función: “absorber la humedad del vinagre de arroz sobrante”, sin duda este proceso no lo realizan los aparejos de plásticos que son frecuentes en la mayoría de los restaurantes de nueva apertura por su menor coste y mucho menos los recipientes de metal que alteran notablemente el sabor. Nuestro consejo, si no se opta por un hangiri tradicional, es el uso de cerámica o barro (en el reino de los ciegos…).

Makizushi en hangiriEn los hogares nipones se utiliza un hangiri de aproximadamente 30 centímetros de diámetro, una medida adecuada para la familia con un consumo inferior a  un kilo de arroz, sin embargo en los restaurantes su tamaño puede alcanzar el metro de diámetro, triplicando su capacidad (cada cual tiene sus propias necesidades).

Os adjunto los consejos sobre el uso y cuidado de un hangiri que me llegaron desde tierras del sol naciente cuando adquirí este hermoso avío, aunque me he tomado la libertad de hacer algunos cambios y ampliarlas.

Cuidados de un hangiri

Antes de utilizarlo:

1.- Llena el recipiente de agua, con dos o tres vasos de vinagre (vinagre de arroz) y déjalo reposar  dos o tres horas, sobre una superficie que permita la evacuación del líquido, pues el material es poroso, si no sigues esta recomendación tendrás que hacer uso de la bayeta y la fregona (si el tamaño es grande vete llamando al seguro del hogar).

2.- Lávalo con agua fría abundante y ya puedes utilizarlo (que sin duda es lo que esperabas).

Posteriormente:

Pásale un paño mojado antes de utilizarlo, sobra decir que ha de estar limpio. De esta manera evitarás que traspase el color y el olor, además el arroz no se quedará pegado a la superficie.

Después de cada uso:

1.- Lávalo con agua fría y utiliza un jabón con PH neutro, que no sea corrosivo.

2.- Sécalo bien con un paño y como un mobiliario delicado, mantenlo en la sombra hasta que se seque.

Notas importantes del cuidado del hangiri:

* No lo seques con el sol directo como si estuvieras en la playa en agosto y mucho menos con aire acondicionado o un secador de pelo. Puede causarle grietas por el cambio rápido de estado.

*No lo dejes mucho tiempo sumergido en el agua, no es anfibio. Podría causarle moho y corrosión (algo poco saludable).

*Jamás de los jamases lo metas en el lavavajillas.

*Procede a su limpieza una vez hayas terminado con él, así evitarás la aparición de bacterias y hongos, que pese a ser naturales no son saludables.

*Cuando lo utilices, intenta que el Shamoji sea también de madera, no suelen llevarse bien con los metales.

P.D.: Gracias a Globalkitchen.japan por sus indicaciones, especialmente a Ryosuke Motohashi.

Arigatou gozaimasu!