Calamares en su tinta por koketoHay un site que os recomiendo si os gusta la comida se llama Gastronomía y Cia, es muy bueno y tiene recetas para empezar hoy y acabar dentro de 25 años, pero hay un klein (me tiro el pisto porque me dedico a la publicidad) o eslogan en su web con el que no estoy de acuerdo, y es “no hay amor más sincero que el amor en la comida” (ojito, que me gusta mucho); bien, si habéis visto Star Wars el amor de un padre no tiene límites (ese si es amor y no lo quiero para mi). Y, ¿a qué viene todo esto?, pues porque hoy vamos a preparar el plato preferido de Dark Vader; “Calamares en su tinta”; hay pocas comidas que llamen tanto la atención por el color, del lado oscuro de la fuerza son: las trompetas de la muerte, las colmenillas, los hongos de maíz (cuitlacoche), los frigoles,… vaya al final si hay bastantes más comidas del temible lado oscuro de las que me imaginaba, pero os propongo que me digáis tan sólo dos alimentos de color azul (esta ya es más difícil y no vale el pan de molde pasado; aunque aceptamos los hongos de los quesos).

Dark Vader suspira (Aaaaaaagggg) seguro por unos calamares en su tinta tanto como yo, y es que he de confesar que me encantan, la presentación sobre un plato pulcro y blanco, la textura cremosa de la salsa y el sabor único de la tinta al mezclarse con el resto de los ingredientes (ya sé, ya sé, quizá muy poético pero me gustan mucho).

calamares_tinta_koketo_1501Pasemos a la receta y como diría la rana viajuna mayor “Yoda” (seguro que es o familia de las tortugas ninjas o de la rana Gustavo): “Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”, ¡Tomo ya!. En este caso no necesitas poderes pues la receta es sencilla y no exige levantar naves espaciales.

Ingredientes para 4 personas:

  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas grandes
  • Perejil
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de tomate natural triturado
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 kg de calamares limpios de polvo y paja
  • La tinta del calamar (natural a ser posible o bien de sobre)
  • 1 cucharada de café de pimentón dulce (opcional)
  • 1 cucharada de café de maicena (para espesar si es necesario)

Elaboración “Hace mucho tiempo en una cocina no muy lejana…”

CoCalamares en su tinta por koketomenzemos limpiando los calamares (si hay repelusssss, ya sabéis, le pedis al buen pescadero imperial que tenga la amabilidad de limpiar los calamares reservando la tinta), los hay poco hábiles en la materia y rompen la bolsita del optópodo, en ese caso pedir un par congeladas en el puesto de adquisición de productos marítimos.

Con un sable luz picar muy fina las cebollas y los ajos. Pochar con aceite de oliva a fuego lento, con paciencia y mimo (una pregunta: ¿Pochar vendrá de pocho?, mejor no).

Cuando se torne casi transparente, añadimos los calamares cortados en trozos pequeños (el calamar puede ser muy traicionero y conseguir el mismo efecto que Dark Vader con su poder de ahogas, así que no dudes en cortar por lo sano).

Damos con gracia y garbo un par de vueltas a la sartén con movimientos gráciles de muñeca y añadimos la tinta que habremos preparado machacándola en un mortero con un poco de sal, laurel y el perejil. Añadimos a la tinta un vaso de vino y después al fuego con ella. Dejamos en la lumbre a fuego lento una media hora, si la salsa está un poco líquida o se os antoja más densa, podemos dejar reduciendo la salsa a fuego durante 20 o 25 minutos, pero también podemos añadir maicena, disuelta en un poco de agua y dejar cocer tan sólo 5 minutos más (como cuando te levantas por la mañana, 5 minutos más por faaaaa).

Bueno, pues nada “¡Qué la fuerza os acompañe!”