Berenjenas Rebozadas y SalmorejoY no es un chiste.

Bueno, llegado el verano y sus calores, lo mejor es abrir el recetario y buscar comidas ligeras; hoy hemos elegido dos platos típicos de la gastronomía cordobesa: “Las berenjenas rebozadas y el Salmorejo” y en un alarde de imaginación (poca, pues no damos para mucho más), las vamos a servir juntas.

Nos encantan ambos platos no hay mayor razón, ni fusión, ni leches… no podíamos decantarnos por una o por otra. En esta ocasión el rebozado que vamos a elaborar va a ser algo singular ya que utilizaremos una técnica muy parecida a la tempura pero algo más ligera si cabe (ojito, este plato ha de servirse rápido al comensal o pierde calor y textura; por lo que primero tenemos que elaborar es el salmorejo, de todos modos como somos algo pesados os lo recordaremos al final).

Berenjenas Rebozadas y SalmorejoDejamos para próximos artículos la historia del salmorejo y también la de la tempura que es muy, pero que muy curiosa), así como la elaboración más tradicional de ambos platos, sólo os adelanto que Marco Polo tiene algo que decir en la tempura, (este personaje es trendin topic de gastronomía), que los portugueses algo influyeron y que los chinos también reclaman su invención.

SALMOREJO RAPIDITO para cuando tengamos poco tiempo:

  • 1 Kg de tomates (de rama y maduros)
  • Media barra de pan (Pan de molde le aporta una textura más suave si lo prefieres)
  • 1 Cucharada sopera de vinagre (suave, puede ser Balsámico de Modena)
  • 50 cl de AOVE
  • 1 Cucharada de café de sal

Berenjenas Rebozadas y SalmorejoPelamos los tomates y los trozeamos, si el pan es del día anterior remojamos en agua fría y escurrimos. Metemos todos los ingredientes en un vaso de batidora y procedemos a batir hasta tener una sopa con cierta consistencia, por último sin dejar de batir incorporamos poco a poco el aceite. Y reservamos en frío.

BERENJENAS REBOZADAS con pseudotempura

  • Un bol de agua con hielo (sólo usaremos 250 cl)
  • 200 gramos de harina de trigo (Maizena)
  • una pizca de sal y otra de azúcar
  • One quilo de berenjenas

Berenjenas Rebozadas y SalmorejoPonemos el agua con hielo y/o la metemos en el congelador, hay tres cosas que debes saber de este tipo de rebozado, el agua ha de estar casi helada, la verdura ha de tener el tamaño de un bocado y el aceite ha de estar muy caliente pero sin que se queme; si respetas estas normas el rebozado quedará bien; a diferencia de la Tempura, esta no lleva huevo queda mucho más ligera y se dora menos.

Cortamos la berenjena en cuadrados o bastones de no más de 1 cm de ancho por lo que seas capaz de meterte en la boca, dejamos que sude para que amargue menos y le añadimos un pelín de sal. Sacamos el agua del congelador y/o quitamos el hielo, añadimos y mezclamos con la harina hasta que quede una pasta homogénea, sal y azúcar. Ponemos a calentar el aceite y cuando esté en su punto (la teoría dice que 180º, vamos que queme pero no se queme, que no humee), ahora es el momento de sumergir el vegetal en la mezcla y al fogón. El rebozado no ha de quemarse por lo que el tiempo que esté friéndose no ha de ser elevado (2 minutos como máximo), si empieza a coger color dorado es el momento de retirarlo. Poner en un papel absorbente para retirar el aceite sobrante.

MUY IMPORTANTE, el plato ha de servirse rápidamente, así que emplata y a la mesa.