Flan de huevo con peras al vino. KoketoMe he liado, me he liado,… y no es una adivinanza, era “flan de huevo con peras al vino” (en que estaría pensando).

Este postre arraigado en nuestra cultura gastronómica, tiene su origen en la antigua Roma y cobró mayor influencia por la tradición religiosa de la cuaresma, siendo junto al potaje los platos más aceptados. Lo curioso de este postre es que inicialmente la superficie era espolvoreada con pimienta como potenciador de sabor (“están locos estos romanos”).

Flan de huevo con peras al vino. KoketoComo en la cocina italiana la cocción de los postre es habitual (también ocurre en la panacotta), esto facilita que el huevo cuaje la mezcla y se adapte cual guante al molde donde es colocado; ¡Ojito!, al principio este plato se servía salado y no fue hasta la época de la Edad Media cuando se extendió por todo el viejo continente y quizá el mayor aporte fue el de la gastronomía española que le dio el toque dulce.

Flan de huevo con peras al vino. KoketoLa palabra es de origen franco-alemán, “flade”, pero no por ello debemos renunciar a la importancia de nuestra influencia en este postre y su exportación a las américas, por ejemplo los “cuates” de México lo consideran un plato autóctono y se jactan de hacer los mejores; también el Flan napolitano es una variación digna de mención (con un toque de leche condensada), pero si ahondamos un poco podremos tomar flanes en todo el mundo, hasta el mandarín (de sobre), y sus miles de variaciones: de coco, de chocolate, de dulce de leche, de mango,…

Ingredientes para una buena racción (8 al menos):

  • 4 peras conferencia
  • 4 huevos XL
  • 10 cucharadas soperas de azúcar
  • 500 ml de leche entera
  • 1 vaso de vino tinto si es o porto mejor
  • vinagre
  • agua
  • 1 rama de canela

Elaboración (Mucho cuidado con el caramelo su quemadura es increíble)

Como el resto de la elaboración es rápida, exceptuando la cocción de las peras, comienzo precalentando el horno a 180º y como consejo sólo dejo una bandeja en su interior de rejilla; aprovecha para poner una fuente que aguante el calor y rellenarla de agua para que vaya cogiendo la temperatura ideal para el baño de la pequeña María.

Con la ayuda de las herramientas oportunas (un descorazonador que nada tiene que ver con el romance) quita el centro, pela las peras y trocéalas en cuadrado de aproximadamente 1,5 cm. Ponemos un cazo con un vaso de agua y el vino a calentar, cuando tenga la temperatura adecuada introduce las peras y déjalas que disfruten del baño 10 minutos. Saca las peras pero no tires el agua y escurre con un colador.

En una fuente mezclamos los huevos, la leche y la azúcar con una varilla.

EL CARAMELO:
Para hacer el caramelo, pon a reducir en una sartén una cucharada de azúcar con unas gotas de vinagre y un poco de agua (nosotros utilizamos el agua de las peras). Reduce hasta que adquiera un tono amarillo (ve el video para solventar dudas). Reparte el caramelo en dos cuencos, coloca la pera cocida y vierte por encima la mezcla anterior.

Ahora introducimos la flanera en la fuente con agua que teníamos en el horno y esperamos 25 minutos a 180º.

Para que el flan tenga un poco más de vistosidad añadimos un poco de salsa, con el agua restante de cocer las peras, añadimos un poco de canela, y si el color es muy claro un pelín más de vino y dejamos reducir, si vemos que es muy líquida utiliza un espesante (gelatina).