Pulpo_koketo_553Con tanta ciclogénesis explosiva que golpea nuestras costas y hace de las tormentas de invierno de toda la vida un sucedáneo climatológico, debemos prepararnos con los remedios caseros de siempre: “los guisos y la tradición”.

Muchos lugareños cuentan cómo la mar bravía entraba por las ventanas de sus casas como los invitados no deseados que parecen usurpar el hogar hasta que la paciencia se desborda y sólo con la tranquilidad que otorgan los años de lucha y esfuerzo, son capaces de superar tantas inclemencias con buena cara y sobre todo con “UN BUEN PLATO que te ayuda a sobrellevar cualquier cosa”.

Vamos pues con una elaboración del octópodo por excelencia, este molusco cefalópodo con tres corazones y de retina cuadrada capaz de hacer frente a grandes depredadores como el tiburón y a la vez, encandilar nuestros paladares. Os dejo un vídeo de la receta.

Ingredientes para 4 personas

  • Un kilo de pulpo
  • Un kilo de patatas
  • Una cebolla mediana 80 gr.
  • Un pimiento rojo
  • Caldo de pescado
  • 20 cl. de tomate natural
  • Azafrán
  • Aceite
  • sal

Pues vamos con la receta, lo primero que haremos será cocer el pulpo, os aconsejo que visitéis este artículo para tener un pulpo ideal “Octopus do party with River Ha” mientras realizamos este proceso, podemos ir preparando un sofrito de cebolla y pimientos en una cacerola amplia (ambos muy bien picados).

Pulpo_koketo_551Una vez la verdura se torne transparente añadimos una cucharada de pimentón (de la Vera a ser posible) y removemos. Es el momento de sumar a la cazuela las patatas que debemos chascar o cortar de forma irregular para que el almidón nos ayude a espesar la mezcla. Toca el tomate natural triturado que dejamos unos 10 minutos para que se asiente. Por último el caldo de pescado hasta cubrir el guiso; dejándolo a fuego vivo unos 15 minutos (si optáis por añadir azafrán es el momento).

Pasado este periodo, las patatas estarán casi hechas, así que añadimos el pulpo cortado en rodajas y dejamos cocer el conjunto unos cinco minutos más. Rectificamos de sal y dejamos reposar antes de servir (como todos los guisos si dejamos unas horas el sabor será más intenso).