El carpacho o carpaccio es la preparación de un producto en finas láminas (generalmente de carne o pescado) y siempre crudo. Normalmente se macera con un producto ácido como es el limón, que ha de añadirse justo antes de la presentación del plato.

Dentro de las carnes la más usada es la de ternera (siempre carne roja), no recomiendo el uso de cordero, cerdo o pollo y para su mejor degustación añadirle aceite de oliva y algunas gotas de limón o lima (más perfumada).

Para quien gusta de potenciar el sabor se puede añadir una pizca de pimienta recién molida, enebro y todo ello decorado con virutas de parmigiano Reggiano.