El Tabulé, Taboule o Tabbouleh es una receta de cocina árabe tradicional muy popular. Se trata de una ensalada árabe vegana preparada a base de perejil y trigo, cous cous o bulgur, al que se añaden cebollas dulces, hierbabuena y limón.

En la cultura árabe tanto de Oriente Medio como el Magreb forma parte de los mezze o combinación  de aperitivos que precede a la comida, como el hummus o el falafel, es imprescindible si hay un invitado a su mesa. La diferencia con los entrantes occidentales es que esta ensalada no se retira de la mesa cuando se comienzan a servir los demás platos, de esta forma los comensales pueden seguir disfrutando del plato en compañía de otros guisos.

Es un plato de origen Sirio, anterior a los omeyas y con poca diferencia en cuanto a los ingredientes utilizados actualmente. Como ocurre con el Baba Ghanush su nombre está asociado al erotismo y permite el juego de palabras al mezclar los dos placeres: la comida y el sexo.

Es muy importante entender que se trata de una ensalada, por lo que las proporciones de perejil han de ser mayores que la del trigo al dente. No tiene que costar encontrar las hojas de esta hierba y la de la hierbabuena entre el bulgur.

Ingredientes para el tabulé
  • 250 g de Bulgur o burghul (sémola de trigo)
  • 100 g de cebolla dulce
  • 2 vasos de perejil fresco picado
  • 1 vaso de hierbabuena fresca picada
  • 0,5 Kg. de tomates rojos cortados en concassé
  • 150 ml de zumo de limón recién exprimido y colado
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
preparación del tabulé

El bulgur ha de ser fino, conviene enjuagarlo con agua hasta que ésta quede clara, de esta forma eliminamos el almidón que provocará que se apelmace la ensalada. Posteriormente lo dejamos en un cuenco a remojo durante 10 minutos.

Si el bulgur no fuera fino es conveniente hervirlo en agua sin sal unos 5 minutos para que ablande ligeramente y luego realizar el proceso comentado en el párrafo anterior y dejamos que enfríe tapado en la nevera.

Debemos picar el perejil y la hierbabuena en tiras largas, con ayuda de un cuchillo grande, sin presionar para evitar machacar el vegetal y por supuesto, prescindiendo del tallo, sólo las hojas. También debemos cortar el tomate y la cebolla dulce en trozos pequeños.

Colocar el bulgur  en un bol amplio, añadimos todos los vegetales, un toque de sal y mezclamos bien. Sumamos el limón y el aceite de oliva y servimos.

A %d blogueros les gusta esto: