koketo se hace crema

Babaganoush koketoEl título de este artículo tiene una explicación muy simple, os sorprenderéis tanto como yo al saber que Baba Ghanush significa literalmente “coqueto”, en su acepción más sensual y menos sutil, así que esta receta venida del oriente algo tiene que ver con la versión picante de las mil y una noches; pues según algunas leyendas gastronómicas las mujeres que consumía esta crema se volvían más seductoras y coquetas, incluso en algunos países no está bien visto que sea consumido por esposas (¿ya me dirás que sentido tiene esto?) ; y aunque no es por ello que escriba sobre esta receta, sino por su increíble sabor, entre nosotros algo, siempre ayuda.

Babaganoush koketoHay quien la llama crema de berenjenas, otros puré, algunos paté y los más osados incluso caviar (esto será porque la hacen poco y queda como bolitas), pero la textura es una característica nominal menor, a la hora de saber cómo la llaman en cada zona que la preparan, ahí os dejo los apodos geográficos: Baba Ghanoush, Baba-Ganouj (en árabeبابا غنوج), Babaganus (castellanizado), Patlıcan salatası (en turco), Melitzanosalata (en griego μελιτζανοσαλάτα), Mutabal (armenio), Salata de vinete (en rumano), Baigan Bharta (en indio), Vangyache Bharit (en marathi), Padlizsánkrém (en húngaro), pero lo cierto es que se trata de una crema de berengenas asadas, típica de la cocina árabe, mediterránea e israelí y se suele comer con pan de pita (pita dell).

Babaganoush koketoNo tiene más truco, que tener una buena berenjena (por algo le llaman el jamón de la huerta) y darle el punto exacto al asarla. Como consejo, yo siempre aprovecho el horno y acompaño unos pimientos, cebolla, ajos o ajetes (que aportan el aroma ideal a nuestra material prima principal).

Ingredientes: (For four comensales, ración generosa)

  • 2 berenjenas grandes de 1,5 kgr
  • 1 cucharada sopera de yogur (opcional y no de la receta original
  • 1 cucharada sopera de tahína (aceite de sésamo)
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • 1 cuchara de café de comino
  • Aceite de oliva (AOVE)
  • Sal
  • Pimiento rojo (opcional y sólo para asar)
  • Cebolla grande (opcional y sólo para asar)
  • Semillas de sésamo (opcional y solo decorativo)
  • Pan de pita

Elaboración
Empezemos entrando en calor y por tanto precalentando el horno a 180º, mientras realizamos unos cortes a la berenjena para facilitar su asado, cuando el horno nos avise de que la temperatura es la correcta introducimos las verduras por un periodo aproximado de 1 hora (lo que dura una serie de TV de 20 minutos con anuncios, aproximadamente) con un buen chorro de aceite por encima (yo suelo dar la vuelta a las verduras cada 15 minutos).

Babaganoush koketoPasado este tiempo y si tienes paciencia sacamos las verduras y dejamos que se enfríen. Esto permitirá que como yo no te dejes los dedos sin huellas dactilares por pelar las berenjenas según salen del horno, el pimiento es mucho más vengativo y te lo recordará una semana con pomadas y curas, así que toma nota y ten paciencia (DEJA ENFRIARSE TODO).

En una fuente mete la pulpa de la berenjena, añade ajo, el yogur griego (si te gusta cremoso), la tahina, la mitad del zumo de limón, el comino y un poco de aceite de oliva virgen extra. Los puristas te dirán que no utilices una batidora o un robot para triturarlo, pero yo no soy un talibán de la cocina y entiendo que hay paladares que les encanta la crema, no encontrar tropezones, así que si no le das bien con el tenedor (y acuérdate de picar el ajo antes si el sistema es analógico) utiliza algo de electricidad y cuchilla para darle textura de crema y no de puré (es una elección personal).

Rectifica la sal. Decora el plato con un chorro de buen aceite, una cebolla o la cabeza del ajo partida, un poco de sésamo negro, tostado o incluso caramelizado y a comer. En alguna ocasión nos lo han servido caliente, no es una diferencia significativa, así que mi consejo es servirse a temperatura ambiente.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comentarios

  1. sashimi

    es un auténtico placer sentir cómo con cada palabra la boca se nos hace agua, la mente se aleja de nuestro lugar de trabajo y soñamos con ponernos manos a la obra para degustar e invitar a otros a este divino bocado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: