Hommos koketoComencemos por un silogismo lógico y no un sionismo de elogio: “La paella es a España como el hommos es a la gastronomía de Oriente Medio”, no hay ninguna etnia de origen árabe a excepción de los beduinos que no consuma esta receta, tanto como los italianos lo hacen con la pasta, ósea varias veces al día y los domingos dos veces. Pero es curioso averiguar que este plato es considerado por muchos como parte del desayuno, recomiendo la lectura del libro “Aromas árabes“, donde su autor Salah Jamal, narra sus recuerdos de la infancia, los aromas y vivencias de camino a la escuela entre las estrechas calles polvorientas de su ciudad de origen donde los mercaderes se reunían a primera hora de la mañana en torno a platos de cerámica repletos de hommos y que con gran generosidad ofrecían a cuantos paisanos circulaban por sus alrededores con una simple ofrenda “Tfadaluh” que viene a ser entre nuestras costumbres “¿Si gustas?”.

¿Qué significa hommos?

Hommos koketoEl hummus que en árabe significa garbanzos, parece tener como origen el Antiguo Egipto y su preparación era similar a un pintxo, ya que se servía la crema sobre una pieza de pan. En el mundo árabe no existe el término salsa, por lo que podríamos decir que el hommos es un tipo de crema que puede ser consumida en el desayuno, la comida o la cena como plato principal o acompañamiento; dado su origen parece razonable tomarlo con cerveza fría (los del Nilo dieron con la combinación perfecta de caña y tapa).

Os recomiendo un documental “Make hummus, not war” (Os dejo el trailer), un conflicto sobre la autoría de esta receta que se disputan el Líbano, Palestina e Israel. El pueblo judío se aventuró a exportar este plato como si fuera invento suyo lo que enojo al Líbano y les llevo ante la justicia internacional (fiel reflejo de un conflicto más allá de lo culinario).

Tres son los platos más conocidos de la cocina de Oriente Medio, el hommos, el falafel y la mdammas; constituyen un pilar de su cultura y la historia demuestra que fue además la base de la supervivencia de este pueblo; sin embargo, estos platos no son los más extendidos en el área del Magreb, pero su popularidad reside en lo asequible que resulta la materia prima, legumbres, tahina (aceite de sésamo), limón y poco más; por lo que la mayoría conocemos estas recetas.

Todo menos humus

Hommos koketo

De la única manera que no ha de ser escrito este plato es “humus“, que es la materia orgánica en descomposición, a no ser, claro está, que lo dejemos a temperatura ambiente más de 12 horas un verano cálido, entonces podemos escribirlo de todas las maneras posibles pero no ingerirlo.

Ingredientes de este “puré de garbanzos” para dos nazarenos (así llaman los árabes a los cristianos independientemente de si son católicos, ortodoxos, protestantes y/o penitentes de Semana Santa con capirote):

  • 1/2 Kg. de garbanzos cocidos
  • 1 Diente de ajo machacado y sin simiente
  • 1/2 zumo de un limón (sin semillas) 250 ml
  • 1/2 vaso de tahina 250 ml
  • 1 vaso de yogur cremoso 500 ml
  • Sal
  • 1 cucharada de café de comino (opcional)

Esta receta es fácil, meter todos los ingredientes en un vaso alto y batir hasta obtener una crema uniforme y homogénea.

¡Tfadaluh!