Alla carbonara, el orgulloso nacionalista de la sin razón

La crítica en linkedin¿Por qué escribo un artículo sobre alla carbonara? la respuesta es sencilla: como mecanismo de defensa freudiano por la reacción de las redes sociales a un error de nomenclatura de una imagen publicada en mi perfil de linkedin y la desproporcionada respuesta de algunos troles que pedían mi cabeza (literalmente) por tal injuria y el agravio a la gastronomía italiana. Con sonrisa ladeada escribo estas palabras, siendo conscientes de que he aprendido un secreto a voces: “en esta sociedad es muy fácil triunfar“, la clave está en renunciar a cualquier principio de moralidad que te hayan inculcado y sientas como propio, el éxito en las redes sociales es la extensión más brutal del estilo de vida anárquico e infame de los principios y valores humanos que se deberían inculcar, pero en el fango encuentras personas que aún con el lastre de la ética te animan a pensar que el “ser humano tiene una oportunidad“.

“Colega, te tendrían que prohibir escribir

Spaghetti con i funghi

El plato de la discordia

Efectivamente cometí el gravísimo “ERROR”, para mí un simple desliz de publicar la imagen de unos “Spaghetti con i funghi” y escribí spaghetti alla carbonara aquí se inició la lapidación y la guerra dialéctica entre quien defendía el nuevo estilo conceptual de un plato tradicional sin ser consciente de que se trataba de una errata y aquellos que lo consideraban una afrenta a la dignidad y el oficio de la cocina, ¡que Dios me perdone! Presa del estupor o del pánico, he de reconocer que me mantuve al margen de esta confrontación, pues no soy persona de carácter bélico (posiblemente lo llamarán cobardía), respondiendo sólo a los comentarios educados y a las críticas constructivas, dejando al margen aquellos exabruptos insultantes  o que rayaban la mala educación. Divertido el cruce de sentencias sarcásticas y corrosivas en el timeline que parecía la Torre de Babel por la cantidad de idiomas que se solapaban (italiano, inglés, portugueés, español,…).

¿y tú te llamas profesional?

Alla carbonara, llueve sobre mojado

Spaghetti alla carbonaraRápidamente y sin intervención de ningún tipo,  se establecieron bandos en favor y en contra, alineados como un bloque interactuaban y retroalimentaban (cada vez el tono de irritación y defensa era mayor) y mi papel de espectador seguía siendo el de un diplomático en zona de conflicto, cada día que la nota permanecía en esta red se producía una nueva y sorprendente hostilidad (eso sí, con ingenio) y la no menos esperada reacción afín… lamentablemente no parecía que esta batalla dialéctica tuviera una conclusión productiva, ni pacífica y decidí finiquitar esta conflagración sin otro recurso más imaginativo que borrar el artículo, pese a la gran popularidad que estaba generando (“no existe mala publicidad” regla fundamental del marketing, pero como podéis contrastar en mi blog no hay propaganda de ningún tipo mientras me lo permitan mis ingresos). Cierto es que llovía sobre mojado, pues esa misma semana se había producido otro incidente con el mismo protagonista “alla carbonara”, los italianos se indignaron por un vídeo de esta receta que una marca francesa publicó en su canal Youtube (en este caso no se trataba de una confusión en el nombre, ya que no parecía que conocieran ni los ingredientes, ni los tiempos de cocción, ni las técnicas,…) pero llegó a 1,7 millones de reproducciones (como veis el paralelismo es similar, tenemos una de las grandes claves para mejorar las cifras de tu marca en la red, otra cosa es tu reputación), de todos los comentarios de este vídeo me quedo con uno:

“Un minuto de silencio por la muerte de la pasta alla carbonara

Pasta alla puttanesca

No sin mi pasta

La respuesta de esta marca fue rápida, en apenas 30 minutos se excusó, pero siguiendo el dicho “la mejor defensa es un buen ataque” planteó que el respeto a las recetas galas debía ser recíproco, pues sentía el mismo agravio en el que habían incurrido. Obvia la conclusión: la cosa no mejoró o acaso soy el único que opino que es difícil apagar un fuego con gasolina (aunque el paso del tiempo mengua el odio y el rencor, pero sobre todo el ingenio de los Trolls que esperan sedientos de sangre este tipo de comentarios).

Alla carbonara no es un caso aislado
Otro frente:

Otro frente: “La paella”

Ojo que esto no es cosa de Italia o Francia, en España tenemos un frente abierto con la paella y el arroz en paella (si dos quieren entenderse se entienden), no quiero entrar en esta pugna pues tengo las heridas todavía abiertas, pero que se haya creado una campaña de petición viá change.org con 4.404 personas para que el emoji de la paella del whatsapp fuera la paella D.O. valenciana (con el apoyo de la Wikipaella que por supuesto os recomiendo visitar por su labor divulgativa) es claro síntoma de que no somos tan diferentes de nuestros acalorados vecinos de la Comunidad Europea.

Lejos de dar consejos y recomendaciones, ya sabéis dónde y cómo hacer para que vuestros post sean “trending topic“, sólo hace falta equivocarse o bien provocar el fallo, esperar a los que disponen de tiempo, poco trabajo y falta de educación… entonces sólo debéis responder en el mismo tono y desprovistos de respeto: Formula 100% efectiva. Por contra y pese a la influencia de esta sociedad me gustaría dar un afectuoso abrazo a quienes son capaces de superar esta influencia y nos hacen crecer, con críticas constructivas (buenas y malas), con palabras positivas o con su apoyo al trabajo, son la esperanza para nuevas generaciones que sin duda lo necesitan y una especie en extinción “rara avis“.

P.D.: Nada puede responsabilizarse a esta red profesional, no es responsable de los contertulios ni de la programación basura y por supuesto, lamento mi error del que he aprendido y disfrutado mucho.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 Comentarios

  1. Los que defendemos los valores sabemos que la ausencia de caracter belico es lo mismo que tener entereza y valentía para que serenidad sea nuestra respuesta… Sin embargo los que optan por el ataque como primera opción son los que tienen como compañero de viaje a la cobardia…su caracter indolente les impide controlar sus infantiles arrebatos. Gracias por este valiente posterior. Ole, olé y olé !!!

    • Mil gracias por tus comentarios, son gratamente recibidos, seguiremos trabajando para lecturas como tu, amigas y compañeras de esta divertida aventura. Besos a miles, buena semana.

  2. Teresa

    Uno de los problemas de internet y, en concreto, de las redes sociales es que son utilizadas por ciertas personas para “tirar la piedra y esconder la mano” lo que dice muy poco de ese tipo de gente. Errar es humano y cualquiera que lea tu blog sabe que simplemente fue un error de nomenclatura habida la cuenta de la experiencia que tienes en el sector gastronómico pero bueno, ya se sabe, ocurre muchas veces que hay gente con ganas de polémica y mucho tiempo libre para emplearlo negativamente.
    Enhorabuena Koketo por este post y espero que no vuelvan a hacerte más publicidad gratuita de este estilo 🙂

    • Muchas gracias por tus palabras, para mí ha sido una buena experiencia, he aprendido mucho no sólo de las redes sociales sino del comportamiento humano pues no deja de sorprendente. Me quedo con la gente positiva, proactiva y constructiva como tu que aporta, lo demás no merece la pena. Besos y buena semana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: