Maldita sea mi espanta, me estampa el marisco y no lo puedo tomar, así que sublimo esta maldita alergia preparando a mis amigos las viandas que no puedo catar

Buey de Mar_150x150Este fin de semana ha tocado un rumiante de agua salada, uno de los bocados que se preparan en un suspiro y que con poco que cuides el resultado es sorprendente.

Tres cosas has de saber para preparar un buen buey de mar:

  • Vivo antes de cocinarlo (nada de zombies o cadáveres).
  • El agua sea lo más parecida a su entorno (mares y océanos, nada de cloro)
  • Prepararlo para servir, cortar, seccionar y defenestrar (adjunto vídeo tipo Dexter).

Por si os atrevéis este o cualquier otro día, os doy los consejos de turno, poner el agua con sal gorda y un par de ramitas de laurel, cuando el agua hierva a borbotones sumergir el buey, si queréis que el marisco sufra lo menos posible, meterlo en agua con abundante hielo antes de iniciar el proceso y guardar esta agua para cuando acabéis de cocerlo, además evitamos que se separen las patas del cuerpo.

La proporción aproximada de agua y sal es la siguiente: 5 litros (por unidad) y 70 gramos de sal por litro de agua. Cuando el agua hierve se echa el buey y se comienza a contar el tiempo cuando vuelva a hervir nuevamente el agua.

Os indico también la tabla de tiempos que nunca vienen mal.

Tamaños del Buey de Mar y tiempos de cocción:

  • Buey de mar de 0,500 a 0,800 kilos: 14 minutos
  • Buey de mar de 0,850 a 1,200 kilos: 18 minutos
  • Buey de mar de 1,250 a 1,600 kilos: 22 minutos
  • Buey de mar de 1,700 a 2,500 kilos: 30 minutos

La presentación en el plato es muy importante, pues facilitas al comensal una gran labor, en este caso se me ha olvidado un detalle que prometo subsanar la próxima vez que prepare otro bichín de estos.

Salud y disfrutad vosotros de estos manjares por mi.