Corte de Jamón con koketo

“Tampoco es tan difícil…”

Así comenzó el curso de corte de jamón impartido por Javier de Dompal en el Bogavante de Almirante,… “y no será complicado pero mucho más simple es comérselo”, la parte de la charla que más gustó a todos, por unanimidad.

Los tres pilares de un buen corte de jamón

Para empezar y como resumen hay tres cosas esenciales para un buen corte: El jamonero, los cuchillos y el jamón, ahora es cuando me diréis que soy un listo, pero es más cierta esta afirmación de lo que parece.

Un buen maestro jamonero necesita

Las herramientas son cuanto menos imprescindibles y por las prácticas que realizaron Cursoalgunos de los alumnos, siguiendo las instrucciones de nuestro amigo Javier, más de lo que a priorí pudiera parecer.

Los osados maestros de corte por un día, mostraron más talento de lo que en principio parecía y en menos de media hora realizaban precisas incisiones sobre la carne del porcino curado como si fuera su oficio.

Algo importante es saber por dónde

¡Ojo!, es imprescindible conocer la anatomía del cochino (vayamos por partes, como dijo el forense).

La ubicación de los huesos y la forma de eludirlos es el principal escollo para realizar un corte recto y no el típico curvo que presenta cualquier jamón colgado en nuestras casas. Parece un smile que se ríe de nuestra torpeza y atestigua la inutilidad de nuestras manos.

Curso_2Os invito a visualizar este vídeo, para aprender un poco más de la forma y manera de proceder cuando tenemos un ibérico frente a nosotros. Por no realizar un estropicio y hacer honor al gorrino.

Lo importante es la compañía

Como último consejo, tanto el curso como la cata, mejoran si lo acompañamos de un vino fino (mejor que tinto), que engrandece los valores del oficio. Sobre todo después de la cuarta copa, justo antes de la exaltación de la amistad.