Torrija. Koketo

Torrijas tradicionales. Luego ahondaremos en el título, pero es una maravilla como huele la cocina de koketo, el aroma de la canela llega a 5 kilómetros.

Estamos en época de esta deliciosa tostada (venida a más, por supuesto) que no es más que el dulce típico de las celebraciones de Cuaresma y Semana Santa en España, salvo en Santander que vaya usted a saber la han trasladado a Navidad (golosos, ya sabéis dónde pasar la noche buena el próximo año). Contamos con la mejor repostera de torrijas del mundo: Mari, que ha elaborado este dulce según la receta tradicional y familiar.

Emplatado

Índice

  1. Torrija: Variedades y origen.
  2. Torreja.
  3. Receta de una buena torrija.
    1. Ingredientes.
    2. Elaboración.
      1. El pan.
      2. La infusión en leche.
      3. Fritura.

Torrija: Variedades y origen

Torrija. Koketo

Las hay de canela, vino o almíbar, pero todas están buenas ese el mínimo común múltiplo de esta ecuación (M.C.M. los que hayan estudiado EGB lo entenderán).

No os dejéis engañar por el precio de la unidad en una pastelería, hasta 3,5 € lo han visto mis ojos). Su origen es humilde pues su aportación energética es muy elevada y en teoría (pues hay quien come sin saciarse) saturan en seguida. Su génesis esta ligada a la época de cuaresma ya que entre sus ingredientes no figura la manteca, prohibida su ingesta en esta creyente época del año y esto junto con el frío ayuda a su consumo.

Torrija. Koketo

Son bastante laboriosas si se quieren hacer bien, pero sólo el olor, la diferencia de las torrijas caseras (aunque a la madre es difícil superarla) y la promesa de una tarde entretenida merecen el tiempo invertido y sobre todo una cocina patas arriba con aceite hasta en el techo.

Torreja

Torrija. Koketo

Para quien no lo sepa, como era mi caso, la torrija en el siglo XV se llamaba “torreja” y era recetada para la mejoría de las parturientas (eso es medicina y no la de los laboratorios). Pero, dónde se hizo famosa fue en la tierra de los cuatro gatos, los madriñes. Entre las tabernas y los vasos de vino, y es probable que de esta tradición del siglo pasado venga la frase “Llevo una torrija”. El vino era ingrediente indispensable, ya fuera para elaborarla o para acompañarla, pues se servía con “chatos de vino”.

Y hasta aquí puedo leer. Pasemos a la leche, la canela…

Canela en rama

Receta de una buena torrija

Ingredientes indispensables para 5 personas por lo menos:

  • Pan para torrijas unos 750 gr. ó pan del día anterior.
  • Un litro de leche entera.
  • Vainilla (opcional para darle un toque o también la piel del limón).
  • Brandy (opcional tanto para el plato como para el cocinero).
  • 100 g. de azúcar.
  • 2 ramitas de canela.
  • 1 litro de aceite de oliva para freír.
  • Una docena de huevos.
  • Azúcar y canela en polvo.

La elaboración de la torrija y manchado de la cocina:

El pan

Mi recomendación es hacer el pan de torrija, pero como es mucha historia y entiendo que la gusa es importante os recomiendo comprar un pan especial de torrijas o bien un pan de pueblo del día anterior. Lo seccionamos en rebanadas de aproximadamente dos centímetros de grosor (dos dedejos de ancho).

La infusión en leche

Torrija. Koketo

En un cazo procedemos a calentar la leche entera (ojito que no es el momento de pensar en regímenes, si lo estáis es mejor no consumir este tipo de postres o recurrir a fruta) infusionamos el líquido lácteo con las ramitas de canela, la vainilla o el limón (esto no tiene nada de tradicional, pero a nosotros nos encanta darle ese toque) y añadimos el azúcar.

Dejamos cocer aproximadamente 10 minutos, si soy amantes del brandy no es mala opción un chupito. ¡OJO! dentro del cazo no del gaznate, la cocción eliminará el alcohol. Dejemos tranquilamente enfriar la leche para que el pan no se reblandezca demasiado.

Ahora procedemos con del baño Cleopatra, pasaremos las rebanadas de pan por la leche para que empapen, para ello utilizar una fuente no muy profunda que permita que la leche impregne toda la rebanada (Cuanto más se impregne más jugosas quedarán, y cuanto menos pues como es obvio más secas).

La fritura

Torrija. Koketo

Toca el momento de escurrir y champú de huevo, sacamos de la leche y pasamos por huevo batido y las freímos en aceite de oliva bien caliente (para evitar que el aceite salde mucho colocar la cáscara de huevo en la misma sartén del aceite, evitaremos quemaduras y salpicaduras), también aconsejamos que se frían de poco en poco para que la temperatura del aceite no baje demasiado y con la ayuda de una espátula ir cambiando de posición.

Las escurrimos bien y con la estimable ayuda del papel absorbente quitamos el sobrante de aceite, y por último realizamos el reboce con azúcar y canela (como si fuéramos a empanar unos filetes con pan rallado, pero cambiamos el pan por azúcar y canela en polvo).

Pues ya está y ahora con la torrija. “AL CIELO CON ELLA”

3 comentarios en “Vaya torrija que llevo”

  1. Pingback: Potaje de Cuaresma
  2. Enhorabuena por haber cogido en esta ocasion de colaboradora en la seccion de dulces a Marie. Tienen una pinta estupenda y me ha encantado la expresion ” al baño de Cleopatra” porque el secreto de una deliciosa torrija esta en que se sumerja en leche un buen rato…umm, menuda reposteria tenemos en España!!. Gracias por este post tan dulce y que las disfruteis!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Jorge Hernández Alonso | Finalidad: Moderar los comentarios | Legitimación: Permisos para moderar | Archivo: Los datos se guardan cifrado con SSL | Derechos: Acceder, rectificar y eliminar tus datos, así como otros derechos cuando quieras.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.